Eres el hombre que no,

amante nocturno que besa

la sombra de mis espinas.

 

De día te siento sin mirarte,

de noche te sueño

suspendido entre las olas

de mis furias rotas.

Anuncios