Guerra y estrategia

Y todo el tiempo hablo de lucha, de esos momentos que dedicamos a luchar para lograr nuestros objetivos; de persistir, de insistir y no desistir, como dicen por ahí, pero resulta que en la lucha también existen otros tiempos, los tiempos de pensar en las estrategias y de quedarse en pausa para cobrar nuevas fuerzas y de seguir avanzando.

Las batallas se eligen, no es posible pelearlas todas y menos es posible ganarlas todas, lo que no significa conveniencia sino algo más simple: estrategia.

Hace aproximadamente un mes y medio tomé la decisión de pelear una guerra que no sé si voy a ganar pero que mientras yo tenga fuerza y posibilidades, seguiré sin tregua, porque esa es mi naturaleza, esa es mi esencia, blandir la espada mientras haya un oponente contra el que deba defenderme y defender las causas en las que yo creo.

Anuncios