Semáforos y cruces de peatones.

Íbamos en el auto bajando por la avenida Independencia, pasamos en verde el semáforo de la Victoria y ya no alcanzamos a pasar el de la Libertad que cambió a rojo; mi papá conducía el auto y empezó a renegar porque la gente se cruzó por el paso peatonal, antes de que el semáforo cambiara aunque el ya había disminuído la velocidad, como iba primero en la fila de autos, se quedó justo atrás de la raya blanca antes de las franjas amarillas del cruce…

Mi padre despotricaba contra los peatones ignorantes que cruzaban como vacas justo en el momento en el que una señora muy entrada en años se quería cruzar la calle unos 2 metros y medio antes de las franjas amarillas le gritó a mi papá -¡YA DEJAR DE AVERIGUAR Y PÁRATE! mi papá la volteó a ver como diciendo “¿qué le sucede señora? si no estoy invadiendo el cruce de peatones ni estoy arrollando a nadie” cuando de pronto la señora ya iba por detrás de nuestro auto

Entonces pensé: ¿Con qué moral nos reclama una señora que hace berrinche porque no le dejan la mitad de la calle libre para pasar, cuando es bien sabido por la gente con educación que las calles se cruzan por las esquinas?

Y entonces se detiene una señora, se acerca a la ventanilla del conductor y le dice a mí papá -tengo años diciéndole a la gente que espere el semáforo, que cruce por las rayas amarillas, una vez agarré a un señor por el cuello y se me enojan, no saben- Y agarró camino hacia el otro lado de la calle.

¿Qué necesitamos para eliminar la violencia de esto días? Necesitamos respetar las leyes,  atender las reglas y sobre todo, ser ejemplo para los demás. Como la señora que se arriesga a ser golpeada por cuidar de otros. Nos falta, ser conscientes de que no estamos solos en el mundo ¿será posible?

Danza…en el día de la danza y siempre…

¡BAILA, BAILA! y movia su cadera y su torso al ritmo de la música con un “swin” casi casi imperceptible, yo lo sentía porque estaba sobre mis brazos…¡baila, baila Adrián! le decía.

Entonces salimos de ahí, hacía mucho calor y había mucha gente, pero Adrián con su libertad de espíritu me liberó a mí, me hizo correr como loquita y me hizo bailar, mal bailar, pero no importaba, ni la cantidad que gente que pudiera estarnos juzgando por estar locos ni nada más.

¡Baila Adrián, baila! Extendía sus alas y mirando al cielo de pronto bajó un poco su mirada hacia mí, me abrió sus brazos como entregándome su corazón y me jaló con sus brazos hacia él.

¡Baila Adrián, baila…baila hoy y siempre!

Flores mexicanas

Desde hace 400 años por lo menos, Holanda es famosa por el cultivo de tulipanes. Pero la verdadera fuerza de este país ha sido la venta de toda clase de flores, no sólo de bulbos de tulipán. Más de la mitad de la exportación mundial de flores cortadas pasa por la casas de subastas holandesas. Todos los días se venden en ellas más de 20 millones de botones, muchos de lo cuales proceden de países como Kenia y Ecuador. Aunqe los holandeses acaparan un alto porcentaje del comercio mundial de flores, en estos días tienen un poco de competencia: hay una pujante casa internacional de subastas de flores e Dubai.
(Selecciones Reader’s Digest. Marzo 2011)
 
 

La pregunta obligada es ¿Por qué México no hace lo mismo y le saca provecho al comercio de flores ya que tienen en su extenso territorio una inmensa diversidad en materia de flora?

De acuerdo con el Instituto de Biología de la UNAM, tan sólo en México se conocen 22 mil 351 especies de  plantas que producen flor; lo que sitúa a nuestro país en el quinto lugar mundial después de Brasil (56 mil), Colombia (35 mil, China (27 mil 100) y Sudáfrica (23 mil 420), y por encima de Borneo (entre 20 mil y 25 mil), Venezuela (21 mil 070), Ecuador (20 mil), Bolivia y Estados Unidos (18 mil, cada uno).

Y en cuanto a las especies endémicas, se encuentra nada menos que en el cuatro lugar, con 56,6%; sólo le ganan Australia, Sudáfrica y Nueva Guinea con 70% o más.

Pero claro,  hay negocios que dejan mucho más dinero, lo cual es una pena porque las flores que crecen en nuestro vasto territorio son hermosas y, cómo lo dicen los números, en el 56% de los casos, son especies que sólo crecen en nuestro país.

Pensamiento mágico

Ayer fue un día interesante en la vida de Adrián pero ¿qué día no lo es? Lo que sucede es que cuando estoy de vacaciones paso todo el día con él y parece que me doy cuenta más fácilmente de lo que ocurre en su interior o al menos, intento entenderlo.

Así que junto a mi revelación sobre lo importante que es para Strudell el juego rudo de su abuelo y la complicidad con su tío, vino a mí otro descubrimiento que me encantó: fui testigo del momento en el que mi pequeño hijo estaba engendrando el pensamiento mágico.

Mientras él y su tío veían por internet videos sobre ferrocarriles y máquinas de vapor, el lagg de pronto se “apoderaba” del módem y por lo tanto, la imagen en movimiento se congelaba.

Las computadoras portátiles tienen en el marco de la pantalla cuatro “botoncitos” de goma que sirven para que la tapa no roce directamente con el teclado cuando las cierra.

Cuando vemos videos por internet, Adrián ha visto cómo a veces apretamos algún botón para intentar descongelar la imagen y ahora él mismo fue quien buscó los botones para descongelar,  lo interesante era que cada vez que él apretaba los botocitos de goma, la imagen continuaba en movimiento, por lo que él dedujo, desde la primera vez, que esos botoncitos eran los que descongelaban la imagen.  

El pensamiento mágico es un raciocinio causal no-científico, no obstante opera un papel importante en la construcción del razonamiento.

Bien por Adrián que además de crecer me está enseñando una cantidad de cosas que nunca pensé. 

Niños y trenes

Desde ayer en la noche, Adrián que es un romántico suicida y alcahueteado por mi hermano mayor, me ha pedido que lo suba a la ventana que tiene una gran saliente en la que incluso yo quepo para poder contemplar la belleza de la luna llena.

Ayer lo pude bajar entre gritos y lágrimas porque él quería seguir contemplando a su hermosa luna que al parecer lanzó un poderoso hechizo sobre mi pequeño guerrero espartano que no se cansa de contemplarla.

Hoy, apenas despertó de su peligrosa siesta de las 5 – 7 de la tarde, me pidió que lo subiera a la ventana, todavía había mucha luz y no quería ver la luna, pero sí quería experimentar los peligros de subirse a la ventana y es que para quienes no han ido a mi casa, mi ventana es la que queda completamente desprotegida hacia abajo, si Adrián llegara a empujar demasiado la tela mosquitera, sin duda iría hacia abajo, qué digo se iría ¡CAERÍA!

Yo me puse a leer en la computadora, pero luego de un rato de estar al pie de la ventana con un ojo al gato y el otro al garabato o lo que es peor, con un ojo en el libro y el otro en Strudell, no sólo me quedé bizca sino que los pies ya me empezaron a molestar un poco…

Llegó mi hermano que contempló a Adrián en su loquera de la ventana, yo sólo dije “ya me cansé” y en eso acudió a mi auxilio, prendió la luz de su cuarto, prendió su propia computadora y se puso a buscarle videos de trenes…ahí estaban los dos, contemplando la hermosura de las locomotoras y disfrutando de un viaje al que realmente no fui invitada.

Luego subió mi papá, ya medio dormido, entró al cuarto de mi hermano y se puso a molestar a Adrián, yo empecé a reir porque me hizo gracia la forma en que uno y otro se miran y se tratan, pero lo cierto es que a esos juegos tampoco me invitan mucho.

Antes, me enojaba porque mi papá “molestaba” a Strudell y ya luego me fue adaptando a la idea de que mi papá disfruta mucho de esos juegos y más aún  cuando me di cuenta de que a mi hijo le gusta ser tomado en cuenta por su abuelo…luego cuando mi papá estuvo un mes internado en el hospital y percibí la tristeza de uno y de otro por no estar juntos, entonces acepté esos juegos.

Pero hoy tuve una revelación: esos “juegos” de niños, son algo que quizá no puedo entender mucho, a mi me gusta jugar rudo con mi hijo, pero nunca será igual, porque no soy hombre y he ahí donde los territorios masculinos quedan completamente fuera de mi alcance y agradezco a la vida que mi hijo tenga un abuelo latoso que no pueda vivir sin él y agradezco que Adrián tenga un tío alcahuete que lo consienta y lo entienda en los terrenos en los que su torpe madre se convierte en cualquier niña que no puede entender esa misteriosa fascinación por los golpes, los trenes y los manotazos…

Hoy fue noche de niños…de trenes…soy feliz…

Mis hermanas…

Y sí, me cuestiono mi feminismo y hay días en los que quisiera ser toda armonía, pero siempre son más los que me hace sufrir el sufrimiento de las mías, las injusticia de las que son objeto, la lucha sin tregua que deben enfrentar…

Por eso, será hasta el día en que mi hermana pequeña ya no sea agredida por culpa de un jarabe para la tos…

El día en que la gran hada que retorna a su origen primitivo ya no tenga que luchar contra los constantes intentos de los ajenos por domesticar a su descendencia…

El día en que la amanuense de lo hermosos ojos grises sea tan libre que pueda encontrar la felicidad merecida y ya no tenga que desconfiar de nadie…

El día en que la mensajera de lo dioses no tenga que defenderse con furia de lo malintencionados y de los poco respetuosos…

El día en que la guerrera de la tierra fría y el corazón ardiente ya no sienta que debe luchar contra lo enemigos del corazón y del amor…

El día en que la hija de la lluvia obtenga su realización personal y profesional y entienda que es por ella misma por quien tiene valor y no por lo que otros la valoren…

El día en que mi hermana más antigua ya no sienta que algo le falta por no haber realizado las dos labores para las que nos tacharon y descubra que sus logros son tan valiosos porque lo logró con su fuerza interna…

El día en que mi hermana la de lo grandes ojos encuentre el amor verdadero…

El día en que mi hermana la que ama a su iguales, sea enteramente libre para hacerlo sin tener que cuidarse de la habladurías…

El día en que mi hermana la del largo cabello negro, reconozco cuál es su verdadero don y lo explote para darle belleza al mundo…

El día en que ninguna de mis hermanas tenga que justificar su vida, sus amores, sus luchas…

El día en que ninguna de mis hermanas se sienta culpable por tener que andar los caminos del mundo para obtener su propio alimento;

El día en que mis hermanas aprendan a mirarse mirarse a sí mismas como seres dignos de amor y admiración…

El día en que yo misma no tenga que cuestionarme mi propio feminismo; ese día mi voz que hoy es un grito de guerra, se convertirá en un canto de esperanza entonado al ritmo del universo.

SOY

Soy la Tierra que germina cada primavera

soy el perfume de las flores y el néctar de los frutos maduros;

soy el agua de aquella cascada que brota desde el centro de la tierra

y la madre perla que nace en las profundidades del océano.

Soy la cultura que le da identidad a un pueblo,

soy el trabajo diario del campesino, del obrero, del ejecutivo;

soy la voz de los oprimidos y el grito de los desesperados,

soy la lucha por la dignidad

y la fraternidad que a veces se esconde en el corazón de los hombres.

Soy la madre que amamanta y protege a sus hijos,

soy la luz del día y la calidez de las noches de verano;

soy la esperanza que florece al alba,

soy la corriente de agua clara que lleva el río,

Soy la revolución del que se revela contra la injusticia,

soy la cultura del que demanda identidad,

soy la contracultura del que anhela un cambio,

soy la libertad del que emprende el vuelo hacia el progreso…

Soy la niña con un futuro por delante,

la adolescente y la joven rebelde y ansiosa,

soy la madre y la mujer que aman y lloran,

soy la anciana, la muerta…mi propia antepasada

soy el eco de las miles de mujeres que llevo en las espaldas…

soy, sin dudas, sin temor y con todo el orgullo del que soy capaz

aquel ser que se levanta en los albores de una nueva era,

soy, con toda mi alma y con el ardor de mi cuerpo,

aquel corazón inflamado de pasión,

soy MUJER.