Se me ahogó la pasión,  se tiró al mar desde un precipicio y nunca salió a la superficie,  eso o se convirtió en sirena y huyó de mí.

Anuncios

2 Comments

  1. Bueno siempre puedes hacerte marinera, echar las redes e intentar recuperar al sireno de la pasión, y sino yo no me preocuparía, la pasión en muchos casos sabe nadar de vuelta al puerto desde donde partió. 😉

    Responder

    1. Pues marinera no soy, eh, soy de la montaña y el desierto, ya una vez quise conquistar un tritón y desde entonces supe que es cierto: tienen el corazón helado.

      Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s