Sueños II.

Me entretuve en la vigilia de medianoche

cuando el deseo entró por mi ventana púrpura,

caminó por mis muslos hasta la tibieza de mis nostalgias,

luego de eso ya no supe más,

ignoro si el deseo me abandonó o sólo me quedé dormida.

Anuncios

2 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s