Sueños

Cuando al fin logró calentarse, el cansancio la venció; una nube irrumpió en su conciencia invitándola a subir, se talló los ojos y ante su incredulidad descubrió que la nube contenía todos los sueños de su vida.
Subió a la nube de sus sueños pero el viaje duró poco ya que fue interrumpida por una brillante daga lanzada contra el centro mismo de aquel almacén onírico.
Ella cayó en un abismo obscuro y profundo, sus sueños desde entonces vagan sin rumbo fijo, sin dueño y sin razón de ser.

Anuncios

6 Comments

    1. Qué bueno que hiciste el experimento…no, no se detiene..sólo que ayer estuve atendiendo a un jovencito de 4 años que da mucha guerra y no tuve chance de sentarme a escribir…

      Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s