Canto marchito

Dibujo en tu espalda

los versos que caen

cortados por la espada de la noche.

Más te pareces al del espejo,

más me parezco a la luna,

caminas en penumbras,

como murciélago

trato de escuchar tu paso;

adivino tus movimientos

con el sonar que me regalaron las brujas.

Sólo fue el eco de tu recuerdo perdido

que de cuando en cuando regresa

para cubrir los huecos

que hay entre una y otra roca,

para mojar las hojas secas

que yacen sobre el musgo amarillento

de lo que un día fue tu presencia.

Anuncios

4 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s