La estética del alma

El ser humano, generalmente entiende a su cuerpo como una prisión de la que debe liberarse para ser feliz, para amar, para encontrarse a sí mismo, como una atadura que nos impide llegar a la plenitud o para purificar el alma; ahora, después de algún tiempo, algunos tropiezos y algunas lecciones yo lo entiendo como un medio para expresarse, para alcanzar la felicidad y amarse a sí mismo.

¿Cómo se expresa en ti la belleza? fue una frase que escuché hace algunos años en la radio y que me gustó mucho porque me hizo comprender que el concepto de belleza va más allá de parecerse a Claudia Schifer o a Charlize Theron; no, la verdadera belleza trasciende todo cuanto la estética, como rama de estudio de la filosofía pudiera explicarnos, incluso podría afirmar que es mucho más profundo que esas frases auspiciadas por la filosofía callejera que dicen cosas como: la verdadera belleza está en el interior y afirmaciones por el estilo.

Y es que esa palabra, BELLEZA, provoca ella solita una serie de emociones, sentimientos y opiniones muy divergentes y contrarias; en estos tiempos, es casi un pecado poseer belleza física pues de inmediato la falange pseudoprogresista o algunas feministas mal encaminadas satanizan a las personas que por “azares” de la lotería genética nacen con la bendición de Venus.

Podríamos detenernos a hacer la clásica pregunta filosófica ¿Qué es belleza? No voy a perder el tiempo tratando de encontrar un concepto que me satisfaga o satisfaga a otros, yo sólo entiendo que para mí, de acuerdo con mis experiencias y mis aprendizajes la belleza es como un imán que me atrae, seguramente no encuentro bella a la gente que por convención social es bella; me he dado cuenta de que, de un tiempo a la fecha, veo belleza donde seguramente para muchos no existe.

Hay una película que me gusta mucho, “Shallow Hal” y que en español titularon como “Amor Ciego”; en ella Jack Black  comparte créditos con Gwyneth Paltrow y la trama es muy sencilla; Hal (Jack Black) es un hombre superficial que sólo se fija en las mujeres consideradas bonitas según el concepto típico y clásico de belleza, aunque él mismo no es un hombre que se apegue al concepto típico y clásico de belleza masculina; bajando por el elevador se topa con el famoso Coach Norteamericano, Tony Robbins, hablan un poco y el coach se da cuenta del problema de Hal, tiene un concepto muy limitado acerca de la belleza y se bloquea mental y emocionalmente para disfrutar de la vida, no entiende que detrás de una mujer “fea” puede encontrar rasgos de belleza o incluso belleza completa, sólo que envuelta en un empaque poco común y para muchos podrá parecer eufemismo, pero no lo es, la belleza tiene muchas formas, viene en diferentes tamaños y posee una gama interminable de aromas. Robbins pone en práctica su experiencia como coach y lo ayuda para que rompa esos límites y pueda darse la oportunidad de disfrutar más de la vida; a partir de ese momento Hal comienza a tener una visión peculiar y distinta a la de su amigo que sólo tenía ojos para mujeres “perfectas”. Así es como conoce a Rosemary a quien encuentra “divina”, porque su nueva visión lo lleva a ir más allá de los estándares clásicos de belleza.

Yo no sabría decir a ciencia cierta si una persona es bella o no, puedo decir que una persona me parece hermosa o no aunque probablemente no sabría decir qué rasgo o actitud es lo que le hacen destacar o sobresalir del resto, pero sí puedo decir que definitivamente no es un rasgo físico o, no necesariamente, en mi caso, casi nunca se trata de un rasgo, sino de todo un conjunto de posibilidades que expresan una belleza más bien implícita que rodea a la persona de una especie de hechizo.

Clasificar a las personas por eso que se conoce como belleza física es pérdida de tiempo, satanizar y ridiculizar la belleza nos impide disfrutar del mundo y de las personas.

Yo creo que simplemente no se puede ir por la vida queriendo pertenecer a los “feos” o a los “bonitos” o sólo apreciando a los “bonitos” y despreciando a los “feos”; no, es mejor liberarse del enfadoso afán de ir poniendo etiquetas; podríamos encontrar belleza donde menos lo esperamos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s