III.

Reflejémonos;

si al cruzar la media noche

mi luna no se mira en tu espejo,

aúllame.

Anuncios