El feminismo debe morir

Este es un tema que da vueltas en mi cabeza desde hace un par de días; me vino el título a la mente al mismo tiempo que la idea del contenido, no obstante, me resulta bastante complicado plantear un inicio…debrayemos…

Machismo y feminismo no son equiparables, son acaso fuerzas opuestas, la segunda nació para minimizar a la primera y actualmente se le entiende como un movimiento -las ramas moderadas- que pretende reivindicar a la mujer, pero no en función del hombre sino en función de ella misma.

Dejemos radicalismos de lado, el hembrismo no entra en esta disertación.

Resulta que desde hace muchas décadas, miles de mujeres se han reunido para lograr espacios en la vida política y social de los pueblos; derecho al voto, respeto e igualdad de condiciones y oportunidades en el trabajo, derecho a decidir, entre los más tratados.

Luego han surgido otros motores para alimentar el feminismo y el que más llama mi atención es aquel que busca la creación de círculos de mujeres y aquel que se centra en la mujer por la mujer.

El primero es aquel en el cual  existen mujeres que, al haber creado conciencia sobre los imperativos femeninos buscan guiar a otras mujeres para que descubran su propio valor, a ese movimiento se le llama sororidad, termino que se deriva de la hermandad entre mujeres, en el cual se perciben como iguales que pueden aliarse, compartir y, sobre todo, cambiar su realidad debido a que todas, de diversas maneras, hemos experimentado la opresión.

En lo personal creo que se trata de un nuevo feminismo, aunque la lucha no sea nueva, de acuerdo con la antropóloga mexicana Marcela Lagarde: “La alianza de las mujeres en el compromiso es tan importante como la lucha contra otros fenómenos de la opresión y por crear espacios en que las mujeres puedan desplegar nuevas posibilidades de vida”.

Es aquel que plantea Jean Shinoda Bolen en su libro El Millonésimo Círculo, aquel que mediante la conformación de círculos de confianza y verdad, las mujeres contribuyan a que cada día nos encontremos cada vez más cerca del cambio hacia lo que en verdad queremos: igualdad de oportunidades.

Agrega Lagarde que:

“La sororidad comprende la amistad entre quienes han sido creadas en el mundo patriarcal como enemigas, es decir las mujeres, y entendiendo como mundo patriarcal el dominio de lo masculino, de los hombres y de las instituciones que reproducen dicho orden (…) la sororidad está basada en una relación de amistad, pues en las amigas las mujeres encontramos a una mujer de la cual aprendemos y a la que también podemos enseñar, es decir, a una persona a quien se acompaña y con quien se construye.

*.*

El segundo, muy afín al primero, es aquel que usan algunas terapeutas para lograr que las mujeres se reencuentren consigo mismas, se conozcan, se acepten y terminen amando lo que son.

No tiene que ver con motivos políticos, ni siquiera sociales; es un feminismo intuitivo e introspectivo y en lo personal creo que mucho más duro, más poderoso y más efectivo, aunque no por ello menos meritorio, pero eso sí: más amenazante, porque lograr que una mujer se sincere consigo misma es, creo, la lucha más terrible que un ser humano pueda encarnizar.

Se trata de que logren entender que no se es hombre o mujer en función de ninguna virtud, ningún ser humano merece ser hombre o mujer, simplemente se nace hombre o se nace mujer, así de simple.

Pero un fenómeno interesante ocurre aquí: los hombres no tienen esos conflictos, no se plantean ni se cuestionan ¿qué significa ser hombre? sólo son hombres y ya, hacen lo que hacen y punto, no se preguntan ¿estará bien si decido dedicarme mejor a mi carrera que a tener una familia? es más, pueden tener un familia sin tener que sacrificar su carrera porque si deciden casarse, asumen que la mujer debe ser sobre quien recaiga la responsabilidad de cuidar de él, de sus hijos y de su casa.

La mujer en cambio se empieza a preguntar ¿qué si…? ¿qué si me dedico a mi carrera en lugar de tener familia? ¿qué si no quiero tener hijos? ¿qué si no me caso? ¿qué si decepciono a mis padres por no ser como ellos quieren que sea? etcétera, etcétera…

Están las que nunca se lo plantean (que son las menos), las que a veces se cuestionan algunas cosas y las que se la pasan preguntándose si lo que hacen es la lo correcto, si los demás las aceptarán tal como son, si son dignas, si son suficientemente femeninas y peor aún, están las que reniegan de los estereotipos por estar demasiado temerosas de que las etiqueten y quieren a toda costa liberarse del yugo sexista, a estas últimas les tengo una noticia: querer ser madre, esposa o realizar prácticas identificadas con lo femenino no significa absolutamente nada ¡NADA!

Usar un taladro, no te hace más ruda; querer ser madre, no te hace más débil; anhelar el amor para compartirlo con un hombre no significa que no seas libre; desear tener una familia para cuidar de ella, no te hace conformista; ser policía, tejer, coser, cocinar, construir, diseñar, cortar el cabello, ser albañil, policía, boxear, practicar deportes extremos son sólo acciones y no determinan quién eres, lo que en verdad determina quien es una mujer es la capacidad que ella tiene para elegir de manera libre si es feliz siendo una ama de casa o una astronauta.

A veces somos las mujeres mismas quienes nos convertimos en el verdugo de otras mujeres, pero aún, de nosotras mismas, eso es contrario a la sororidad; el nuevo feminismo no pretende reunir a las mujeres para hablar mal de los hombres, no exhorta a las mujeres a pelear contra los hombres y mucho menos a creerse superiores a ellos; busca simplemente la hermandad para el reencuentro personal, para el descubrimiento de lo que hace valiosa a cada mujer.

Se trata de autovalorarse para aprender a valorar a las y los demás.

“El feminismo debe morir”, cuando se hayan superado todos los rezagos sociales y políticos, cuando ya no haya batallas por ganar, cuando nacer mujer sea tan simple como nacer hombre y no sea necesario cuestionarse ¿qué significa ser mujer?, cuando no haya necesidad de crear círculos de mujeres que se apoyen, cuando nuestra conciencia como seres humanos no tenga distinciones, sólo hasta entonces, el feminismo es necesario aunque existan mujeres que le teman, aunque existan hombres que no lo soporten.

Anuncios

4 Comments

  1. Tu post me recordó el día que mì papá me encontró tejiendo y me dijo que pensaba que o no hacia esas cosas (jajajajaja)…. la realidad es que el feminismo…. sigo creyendo que feminismo surge de los cuestionamientos personales y va hacia las generalidades, definitivamente…y si el feminismo debe morir como un movimiento de odio y surgir renovado como un movimiento social enfocado en nuevos objetivos centrados en los objetivos de las mujeres, dejemos de lado el patriarcado, ya esta bien asentado lo que pasa con al cultura, ya sabemos el origen de nuestros males, nos toca trascenderlos y seguir adelante a mayores triunfos, creo que por eso el feminismo muto a las sororidades y de ahi sucesivamente lo harà segùn las necesidades de las mujeres hasta que un dìa esa division ya no sea necesaria pues simplemente seres humanos…. Sin duda un maravillos post, habla de tu madurez feminista y de mujer… saludos hermana…

    Responder

  2. Totalmente de acuerdo, desde el “otro lado” que no es sino el mismo. Radicalismos nunca han echo nada bueno, si bien es verdad que dan oidos, y por eso no hay que dejar de ver los logros que se consiguieron con el feminismo más feroz. Hay que criticar, alzar la voz, trabajar por una idea más justa de igualdad. lo mismo sucede cuando defendemos diferentes culturas, algunas de las cuales no son las más justas. Y nos callamos cuando vemos mujeres apedreadas, mutiladas o asesinadas en lugares como Afganistan.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s