Desgarres virginales III

Entras y sales por mi tangente

te me clavas

desde el crepúsculo

y me arrojas al abismo de la ruptura.

Entre el ritmo y las tinieblas

me cubres,

siento cómo arrancas desde mi alma

un cachito de carne.

Me desgarras para devorarme,

me engulles

y me vuelvo trocitos de dolor

que se retuerce

entre tu fuego y mi vapor.

Te vas con mi virginidad tasajeada,

enmudeces,

te espantas sin entender

por qué sangro por dentro

y me contengo por fuera;

dibujas un deseo de luna llena para mí

que no termino de descubrir.

Logré comprender

hasta que escuché aullar al lobo

y no supe si de pasión, de dolor

o de qué…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s