Desgarres virginales II

¿Cómo no perderme?

¿Cómo no olerte y aspirarte?

¿Cómo no embriagarme

con tu locura y dejarte

desgarrarme el alma,

el corazón…

y también el himen?

 

¿Cómo? Si tu fragancia nocturna

me cala

hasta el pozo más profundo

de la razón y la existencia.

 

¿Cómo me quedo intacta?

¿Cómo sigo inmaculada?

Si lo que más deseo

es que me tomes,

me arranques,

me desgarres…

me rompas…

 

Toma cada uno

de mis anhelos rojos,

penétralos hasta que sientas

cómo la pequeña membrana

que los mantiene puros,

se rompe.

 

Mira sangrar mi alma,

hasta dónde alcanza a llegar tu esencia;

recorre la senda que tatuaste

sobre mí

y celebra este desgarre de luna llena,

de aullidos y de sombras.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s