La que no…

Vivo en un oasis

pletórico de nada,

me ahoga el hastío,

me volví mediana

¿en qué momento dejé de ser?

Me perdí en el horizonte

la normalidad me devoró,

crucé el mar de la conformidad

y el gris de la sin locura

inoculó su veneno en mi cabeza.

Mis ojos rodaron,

miran lo posible,

antes imaginaban;

mis labios quedaron pegados,

sólo dicen “de acuerdo”,

antes gritaban locuras;

mis oídos

aquellos tan fastidiosos

tan fastidiados,

tan enojados

tan furiosos

hoy sólo escuchan

palabras simples:

bien, de acuerdo, confórmate, calla,

disimula, aguanta, ignora…

antes entendían.

Vivo en un oasis

pletórico de todo lo no yo…

pletórico de todo lo fuera de mí,

pletórico de todo aquello

que jamás he querido ser…

¿en qué momento me dejé devorar?

Anuncios

2 Comments

  1. el temor al futuro, y el saber que las consecuencias no caeran sobre ti nada mas te vuelve mesurada y transformarte en un no ser en el que nunca quisiste transformarte, arre mi furia domina-nte.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s