La llamada…

Eran las 6 de la mañana, vibró mi celular, era la alarma para levantarme, me arrastré pesadamente sobre el colchón; sin ganas de mucho, ni de trabajar, ni de nada, porque tuve mala noche, ya tenía una semana de malas noches…y cuando apenas mis pies tocaron el suelo, mi celular sonó al ritmo de Butherfly, una alegre melodía irlandesa interpretada por Mairead  Nesbitt, demasiado alegre para esa hora y temiendo que podría despertar a alguien,  vi un número que no reconocí e inmediatamente rechacé la llamada pensando que sería un número equivocado, además de que la clave lada era desconocida por mí.

Me senté en la cama e intenté abrir bien los ojos, cambié el timbre a vibración, como que ya presentía que volvería a sonar, quise regresar a la cordura que se necesita para empezar el día, claro sin mucho éxito y cuando me encaminaba hacia el baño, el celular vibró, no reconocí el número, pero ahora sí respondí (hasta ahora creo que lo único bueno de que alguien me pueda llamar por teléfono a esa hora es que el tono de mi voz no es Si bemol sino fa o algo más grave todavía):

-Bueno, dije con mi ronca voz matutina.

-¿Fulanita de Tal?

-No señor -Le respondí, apenas entendiendo que me estaban preguntando por otra persona que no era yo.

-Ah si mire es que la señora Fulanita de Tal nos la anotó como contacto de referencia, sabe que ella tiene un adeudo muy grande con telmex, nosotros somos del jurídico y pues no la localizamos en ningún teléfono de los que ella nos dejó, ¿no tendrá usted manera de localizarla?

Hasta después caí en la cuenta de que si me habían puesto como contacto de referencia, no tenían que haber preguntado por Fulanita, sino por mí directamente. Pero eso sólo lo comprendí hasta que el agua de la ducha me despertó por completo. Además ¿qué tan millonaria sería la deuda de la persona con TELMEX para que tuvieran que llevar el asunto al jurídico.

-Ni les va a responder, ella está en la Ciudad de México, va mucho para allá.

-Bueno señorita, pero usted puede por favor decirle que necesitamos comunicarnos con ella o ¿tendrá algún teléfono de ella que nos pueda proporcionar?

-No señor, yo a quien conozco es a su marido.

-¡Ah! Usted conoce a su marido ¿y nos podrá por favor dar el teléfono del marido para contactarlo?

-No señor, no estoy autorizada para proporcionarle el teléfono a un extraño.

-Bueno es que es importante que la localicemos y bueno, antes de que nada, le ofrecemos una disculpa por haberle llamado tan temprano.  -me dijo el señor.

¡Ajá! ¡Es cierto! ¡Ahora caigo que el tipo al otro lado de la bocina me está importunando a una hora totalmente inadecuada!

-Mire, mire, cuando yo los vea a cualquiera de los dos, les paso el recado ¿okey? ¿yo paso el recado?

-No, no no -me dijo el señor totalmente perturbado y con un tono de voz algunos decibeles más altos que cuando comenzó la llamada y yo con la paciencia menos paciencia que cuando comenzó la llamada.

-¡Permítame, aún no hemos terminado! ¿Cuál es su nombre? Me dijo en un tonito que para mis pulgas y a esa hora, logró apretar el botón adecuado para que yo terminara por encenderme y le respondí, muchas notas más arriba que cuando respondí “bueno”, y le respondí:

-¿Cómo cree que le voy a dar mi nombre señor si es usted es el que está hablando a MI NÚMERO PERSONAL y me está importunando en la madrugada?

Y colgué…

Ignoro si era una llamada para extorsionarme o para sacar más datos, si lo fue, el sujeto era un principiante y si no, lo siento mucho, pero de acuerdo con las normas de urbanidad, uno no debe realizar llamadas antes de las 9 de la mañana ni después de las 9 de la noche.

Ahora bien, cabe destacar que sí sé de quien se trata la persona a quien buscaban y cuyo nombre omito por cuestiones de seguridad, no obstante, es raro que me hayan contactado por ella y no por el marido, porque con quien tengo trato profesional es con su marido; así que fue casualidad o fue es una nueva manera de sacar datos, con cruces de llamadas, por lo pronto hay que tener cuidado, no responder llamadas tan temprano a menos que sean de números conocidos, supongo que la estrategia es llamar temprano para que uno no esté alerta.

Así que mucha atención a quien le responden llamadas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s