Brisa y fuego

Llegaste brisa fresca y sutil,

aún soy huracán,

aún soy tramontana,

aún soy norte.

 

Llegaste cálido fuego,

y yo parezco incendio

que no termina.

 

Si te quedas

en la tranquilidad de tu sonrisa

es posible que veas

el brillo de mis ojos obscuros,

que puedas sentir

la dulzura de mis labios.

 

Y si te quedas,

es posible

que quiera quedarme contigo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s