Cascada

Como si fueras

el agua de una cascada

extiendo mis brazos hacia arriba

y trato de retenerte,

guardo un poco

en el cuenco de mis manos;

te bebo

y te me acabas pronto,

no tengo suficiente de ti.

 

La cascada

sigue fluyendo,

estoy bajo el agua

y aún tengo sed.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s