Mar adentro

Esta noche parto lejos,

me embarco mar adentro

dónde sólo se escucha

el lamento de las ballenas

y el canto de mis hermanas

las sirenas.

 

Me voy tan lejos

que el chirrido

de mi corazón desgarrado

se oye como un eco,

sordo y punzante

que me pide a gritos

que lo sumerja profundo…

tan profundo

que todo cuanto hay en la superficie

le resulte ajeno.

 

Parto a enfriar mi corazón

que en otro tiempo

fue de material ardiente,

era de carbón;

ahora

lo quiero de hielo

como el de mis hermanas,

frío…

y aún no sé

si conservará su magia.

 

Esta noche,

me embarco hacia el mar,

iré al sitio más lejano,

allá donde mi corazón

se sienta a salvo,

donde su centro ardiente

de carbón encendido

se apague por fin

y se transforme en un diamante

hermoso,

brillante…

frío y duro.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s