Lienzo

Haz de mi cuerpo,

pintor de sueños rojos,

un lienzo inmaculado.

Dibuja sobre mí el frenesí

de tu cuerpo entrado en calor,

arrójame tu paleta de colores

que vayan tomando la forma

de cada deseo tuyo…

o mío…

Pinta sobre mis labios

un conjuro de apetitos

con besos suaves,

acompasados…

desesperados…

desbocados…

Usa tu lengua como pincel

pinta en mi cuello

un breve paisaje de caricias verdes,

húmedas,

ardientes, rápidas, lentas,

profundas…

Y luego,

cuando me haya rendido

procura un trazo bajo

que llegue hasta mi pecho,

dibuja en él

todo cuanto quieras

besos rojos y gordos,

caricias delineadas y rellenas;

pequeñas pinceladas impresionistas,

marcas abstractas en púrpura

que me dejen queriendo más,

Haz una línea caprichosa

que llegue hasta mi vientre,

define sus curvas,

rellena sus huecos,

colorea sus espacios más sensibles,

marca sus puntos erógenos,

sombrea

cada imperfección de mi piel ahí,

ilumina toda la superficie

para explorarla sin problemas.

Sobre mis muslos obscuros,

en rojo y negro,

deja impresos motivos tribales

donde apuraste tus húmedos besos,

tal como si fuera un mapa

que me explique el sitio justo

en que mi piel sintió tus labios.

Sube un poco,

sólo poco,

gírame como lienzo de dos caras,

extiende tus colores sobre mi espalda,

haz que tu pincel baile sobre ella,

dibuja lo que quieras,

sobre mi sol

o alrededor de él,

usa tonos brillantes,

que mi cintura y mi cadera

sean relieves a escala

de esas montañas hermosas

con paisajes húmedos y verdes,

llenos de vida,

con pequeños riachuelos

y altas cascadas.

Prepara mis muslos y pantorrillas

como si fueras a pintar sobre ellos

un par de caminos pararelos

que sí se juntan

y desde mis pies,

par de islas en las que desembarcan

los buscadores de tesoros,

te llevan al paraíso,

a la cueva del cofre escondido,

llenos de delicias,

manjares y joyas exquisitas.

Píntame toda,

desde la nuca hasta la punta del pie,

por todos mis contornos,

por cada marca,

sobre cada lunar,

en cada imperfección,

en cada relieve,

por cada hueco,

por cada poro.

Píntame,

bórrame

y luego,

como tu lienzo interminable,

inacabable,

vuélveme a dibujar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s