Aliento II.

Deja que nuestro aliento se confunda,

que la noche nos transporte.

 

Llévame con tus besos

hacia tierras indómitas,

hacia lugares mágicos,

hacia  la obscuridad

de un abismo profundo

y deja que sienta

cómo voy cayendo…

 

Toma de mi

todo cuanto quieras,

deja que la noche nos transporte

y luego regálame tu aliento

para fundirlo con el mio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s