¿Qué quiero?

Te apareciste en mis sueños ¿qué quieres? ¿por qué irrumpes en la calma de mi abismo personal y profundo? Y sólo para preguntarme ¿qué quiero? Ahora yo te respondo con una nueva pregunta ¿acaso no lo sabes?

Es muy simple, quiero un compañero de camino en el que pueda reflejar mi amor y si, viceversa: un compañero de camino para quien yo sea la persona en la que pueda ver reflejado su amor…

¿Cómo sería ese reflejo?

Yo quiero un compañero que no me trate como su “por mientras”, yo no soy para pasar un rato, ni para matar el tiempo mientras aparece “algo mejor”, YO SOY LO MEJOR… soy toda abismo y toda furia y mi compañero tendría que vivir con eso y amarlo.

Quiero un hombre que sepa contenerme: más salvaje que yo, más fuerte que yo, más furioso que yo; que entienda mi naturaleza. Un hombre que al darse cuenta que soy como una Caja de Pandora no huya y entienda que puedo estar alegre por la mañana y para la tarde probablemente no ande en la frecuencia de este mundo.

Un hombre que entienda mi pasión, la comparta, la alimente, la viva y la ame…que no se asuste cuando yo ponga por delante todo lo que soy para entregárselo sin reserva, sin miedo y sin hipocresía…

Necesito un compañero de vuelo que sepa extender sus alas y emprender la partida cuando el mundo parezca demasiado pesado y no, no me refiero al suicidio, anota eso, no me gustan los suicidas, todo lo contrario, me gusta la gente que está dispuesta a vivir; me refiero a los hombres que saben y quieren soñar, los que saben tejer fantasías y te alimentan el espíritu con un beso espontáneo a cualquier hora, sin importar si te arreglaste para ellos o tienes la ropa llena de tierra del jardín.

Quiero un compañero que tenga ganas de construirme un mundo fantástico a donde nos podamos escapar cuando nos dé la gana; quiero un hombre que vea en mis ojos lo que me hace sentir y que con su mirada me haga temblar y me provoque maripositas en el estómago cada vez que vaya a su encuentro o él venga al mio…

Un compañero que sepa cómo tocarme y provoque en mí, chispas de electricidad y oleadas de calor ardiente e interminable; un hombre que sepa en la intimidad, ser él mismo sin máscaras, sin peros, sin dobles juegos. Alguien a quien me pueda entregar entera, sin dejar nada para mí, alguien muy “él” para alguien muy “yo”.

Anuncios

6 Comments

  1. Caray, que quedo impresionado.
    No puedo dejar de sentir empatía, de compartir tus emociones.
    Realmente parece simple, sin embargo, en la practica se vuelve complicado.
    Es hermoso, Furia. Ojalá me permitas compartirlo.

    Responder

      1. Lo es, también he hecho mis decretos. Han funcionado, pero la vida tiene meandros muy intrincados. Una Paulinilla lanzó al aire frente a mis pupilas estas frases:
        “La persona que llega es la persona correcta”
        “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”
        “En cualquier momento que comience es el momento correcto”
        “Cuando algo termina, termina”
        Así que aún cuando existen un cuantum de posibilidades en nuestra existencia, sólo podemos tomarlas una a una y disfrutarlas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s