Soledad

En estos días me cala más

mi soledad obligada y profunda

porque me vuelve terrenal.

 

Despierto un millón de infiernos

y nada me refresca,

nadie me consuela,

todo es sombra.

 

Añoro el crepúsculo de primavera,

cuando el viento es delicioso,

cuando estar sin compañía

me sabe bien

y la vida

tiene el color del desierto

y la humedad de la selva

y el aroma del bosque

y yo vuelvo una vez más,

a mi amada soledad,

obligada y profunda.

Anuncios

One Comment

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s