Promesa

 

Te regalo

la más profunda e íntima caricia mía,

la máxima expresión de mi deseo,

mi beso de viento encendido.

 

Quiero que mis labios

de fuego y de promesa

te saboreen sin apuro;

tu cabello,

tu frente,

tus mejillas,

tu cuello,

tus labios…

 

Prueba mi veneno,

deja que te embriague,

lento,

y cuando llegue a tu pecho

deja que admire en ti

la inmensidad de la luna llena,

la tranquilidad de la brisa matutina,

la fuerza de la selva nocturna,

el fuego del desierto a medio día.

 

Mientras yo,

te regalo, hombre,

mi íntima caricia,

mis labios de promesa,

mi fuego,

mi todo,

mi viento.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s