I. Mujer volcán

Duermo plácida e inactiva,

veo pasar frente a mí

días y noches,

lunas y eclipses.

 

Pero un buen día

mientras las corrientes internas

que corren bajo mi piel

como ríos de magma

al punto de la ebullición

se preparan para explotar;

todo se vuelve intenso.

 

Las especies corren,

se esconden,

se asustan,

otras tienen curiosidad.

 

Sube la temperatura de mi piel

que se torna rojo vivo;

mi corazón de roca

se derrite con calor.

 

Cada una de las exhalaciones

que brota de mis poros,

mis huecos,

mis cuevas…hendiduras,

depresiones, valles y colinas,

cubren todo cuanto hay cercano.

 

Se sacude la tierra,

mi cuerpo tiembla,

se expande…exuda, exhala…

desea, siente…

explota…

 

Mis brazos y piernas

caen pesados a mi costado,

y de nuevo me quedo plácida,

hasta una nueva erupción.

Anuncios

2 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s