Ven hombre.

Ven a devorarte la ira que me consume por dentro

y desgarra mi alma;

ordénale a mi razón que arroje al abismo de la locura

la furia que me transforma en gorgona;

aplaca mi alma que grita de dolor.

Pega los trozos que aún queden de mi corazón,

hilvana lo humano que sobra de mí

y guárdalo bajo llave.

Intenta descifrar mi antigua lengua,

la lengua de mis antepasadas,

las hadas, la hechiceras,

la curanderas, la parteras,

las trovadoras, las cantadoras;

las mujeres, las otras yo,

mis hermanas las que lucharon,

gimieron, amaron, lloraron, odiaron y perdonaron.

Ven hombre y sé el hombre para lo que aún queda de mujer en mí.

Anuncios

2 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s