Soñé…

Anoche soñé que estabas aquí,  me vi cuando era joven; usaba un pequeño vestido vaporoso, era hermosa y feliz porque me amabas y yo a tí…me acordé del aroma de la playa y la espuma del mar, de los días en los que no importaba otra cosa…

La realidad nos alcanzó de pronto y entonces los castillos se derrumbaron, yo me quedé con mis vestidos de playa colgados en el clóset y mi corazón escondido en un baúl de acero.

Anoche soñé que estabas aquí, te vi cuando eras joven y menos triste o al menos, tu tristeza era más joven y menos pesada, al menos tus ojos destellaban luz y te resultaba más fácil disfrutar de los pequeños detalles.

La realidad llegó y nunca más se fue, crecimos, o al menos yo tuve que crecer… y mi corazón ya no sirvió de mucho, se averió y no he podido repararlo, ya no quiero repararlo, prefiero dejarlo guardado en el baúl de acero, en el mismo cuarto donde se encuentra el clóset con mis hermosos vestidos de juventud.

Anuncios

2 Comments

  1. Playas de juventud,
    vestidos y aromas de los años partidos.
    Las olas se llevan más que arena, más que castillos y pisadas.
    El baúl de acero soporta todas las tristezas del mundo.

    (No suelo aplaudir escritos, pero éste lo amerita)

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s