Día 7. Principio Básico Número 7. Agradece al Universo.

Vivo en una zona de la tierra de inviernos fríos y veranos calientes, extremosos, fuertes, áridos; una zona en la que los rayos del sol irradian con todo su esplendor desde los primeros minutos del alba y es así como sabemos que amaneció, porque los rayos del astro rey entran por la ventana e iluminan todo.

En verano uno suele decir: ¡Qué calor! ¡Qué fuerte está el sol! y entonces es el momento justo para pensar lo maravillosa que es la vida que nos permite ser testigos de un acontecimiento sinigual en la gran vastedad del universo, esos rayos del sol que calientan todo en la Tierra y en nuestros cuerpos se generó hace un millón de años en el centro del sol y llega hasta nosotros así, como la cosa más simple y cotidiana, sin embago ¿qué sería de nosotros sin él?

Yo no lo sé, lo que sí entiendo es que mi vida no podría ser igual en una tierra sin sol, agradezco haber nacido en esta tierra árida y extremosa que me permite reconocer la grandeza de la vida y la inmensidad del universo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s