Edna o La Nena (como le decía su familia)

De los 215 contactos que tengo en Facebook, hay uno que valoro más que ninguno, no me malentiendan, no se trata del nivel de aprecio que le tienes a la gente, creo que no es correcto decir que a una persona la quieres más que a otra, porque los cariños y los afectos no se deben medir en intensidad, sino que se deben identificar en forma.

Pues bien, este contacto es el de mi amiga Edna, Nena, como le decían (no sé si todavía) en su casa por ser la hija más chica, al menos hasta que entramos a sexto grado que fue cuando nació su hermanita Marcela, quien ya es una mujer de veintiun años, si mis cuentas no fallan.

Es el contacto que más valoro por la siguiente razón: ella y yo nos conocemos desde que estábamos en segundo de primaria, fuimos amigas inseparables desde el segundo hasta el 6to año y poco más de un año del primero de secundaria, cuando su papá aceptó un buen trabajo que le ofrecían en Lala,  para lo cual tenían que irse a vivir a Gómez Palacio, Durango… sobra decir que me quedé sola como el perro y nunca más volví a tener una amiga igual, quizá porque me daba miedo quedarme sola otra vez y preferí evitar que eso volviera a pasar pero también se debe a una sencilla razón: no sólo éramos mejores amigas, nuestras casas quedaban a unos 80 metros de distancia la una de la otra y por esa razón, siempre nos la pasábamos juntas, además de que si no mal recuerdo, éramos tan chocantitas que éramos las consentidas de los maestros en la primaria, me acuerdo muy bien cuando el director nos apretaba el cachete con toda su fuerza y nos decía: ¡JIMÉNEZ MEDRANOOOOOO, ¡SOTO NÚÑEZ! Además de que nuestros hermanos mayores eran compañeros de escuela y también miembros muy respetados entre los profesores.

Muchas palabras y mucho espacio me faltaría para narrar todos los recuerdos que atesoro de esos días en los que La Nena me empezó a enseñar a andar en bicicleta; cuando su papá, que en aquellos días trabajaba en Bimbo, nos preparaba unos sándwiches -obvio de Pan Bimbo- con jamón y una tirita de chile curtido; cuando su mamá le llevaba gorditas para comer a la hora de recreo y siempre me tocaba una, cuando nos dejábamos de hablar días completos por estupideces de niños, cuando la maestra nos ponía a apuntar al que hablaba mientras ella iba a la dirección, cuando estuvimos en la escolta, cuando fuimos solistas en la poesía coral, cuando yo salía corriendo a su casa por su hermana mayor porque estaban a punto de golpear a mi mejor amiga, cuando llegaba por ella al medio día y en lugar de gritarle o tocarle le aventaba una piedrita a la ventana de su cuarto para que su papá no se diera cuenta y no comenzara a regañarla… cuando éramos niñas, inocentes y creímos que éramos las reinas del mundo, cuando nos preocupaban “cosas de gran trascendencia” como el examen de mate o lo vulgares que se estaban volviendo nuestros compañeros conforme íbamos entrando a la adolescencia.

Todos merecemos tener un mejor amigo durante la infancia, preocuparnos por alguien que no pertenezca a nuestra familia sanguínea pero sí a nuestra familia por elección, yo tuve esa amiga y cuando me contactó por Facebook (porque ella fue la que me encontró) agradecí a la vida y al destino por ponerla de nueva cuenta en mi camino, después de tantísimos años de que nos dejamos de escribir cartas por correo ordinario y luego de que ya no sabía a dónde había ido a parar, por eso es el contacto que más aprecio, porque es como una mirada al pasado, a la nostalgia, a la bondad y a la inocencia por la que todos los seres humanos pasamos y a la que deberíamos regresar de cuando en cuando para recordar aquello que nos hacía genuinos, francos, sinceros, honestos, plenos, como cuando éramos niños.

Gracias Nena por haberme buscado y por encontrarme.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s