Argumentos y principios…no es lo mismo

Desde hace días, he querido escribir del tema, pero por una y otra causa, lo pospuse una y otra vez hasta este momento en que, dándole una “ojeada” al periódico para ver si encuentro alguna noticia diferente a la victoria de Jimena Navarrete y más alentadora que la guerra del narco contra el gobierno, me encuentro con un editorial que por supuesto llamó mi atención: No a la adopción de niños por parejas gay, de Guillermo Luján Prieto y entonces, me detengo a leer y entre más leo, más ganas me dan de escribir de una vez por todas lo que pienso, aunque ya he abordado el tema en otras ocasiones hoy lo haré basándome en la postura clásica de  porqué una persona no está de acuerdo en que estas uniones tengan el atributo de adoptar niños.

Aunque va a resultar un poco largo, me permitiré transcribir todo el editorial y sólo hacer comentarios entre los párrafos que, según creo son los que más destacan por tratarse de lo mismo que dice toda la gente que cree tener un argumento válido para estar en contra sin tener que destapar su rechazo hacia las personas homosexuales.

“Estoy de acuerdo y respeto que hay hombres y mujeres tienen preferencias sexuales por personas de su mismo sexo. Por la razón o circunstancia que sea, me parece que en uso de su libertad y de su razón, pueden gustarles, desear y todo lo que usted quiera, a una persona del mismos sexo.

Asimismo, respeto que si dos personas del mismo sexo se atraen, en uso de su libertad, tomen la decisión de salir juntos, pasearse o hasta vivir juntos, si esa es su decisión. Hasta aquí, me parece que no le hacen mal a nadie y si así son felices, nadie debería decirles nada y sus familiares cercanos deben entenderlos y apoyarlos en la medida de lo posible.

Quiero dejar claro que esta ha sido mi manera de pensar de ahora y siempre.

Algunas personas cercanas me dijeron que no escribiera sobre el tema, por muy diveras razones, muy atendibles todas ella, pero los editoriales son el pensamiento del que lo escribe y en estos días ha sido la nota de todos los medios y aunque sea de una manera muy modesta quiero contribuir sobre este difícil tema, difícil porque como dijo Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal: ‘El mundo ha evolucionado, no podemos quedarnos atrás, este cambio (los matrimonios gay y el fallo de la suprema corte de que estos “matrimonios” pueden adoptar niños) ha llegado para quedarse y no habrá cambio’.

Analizo lo declarado por quien ya se destapó para ‘la grande’ del 2012, ‘el mundo ha evolucionado’, ¿Realmente es una evolución los matrimonios gay? ¿En qué sentido es evolución? Posiblemente yo soy un retrógrada, seguramente que lo soy, pero con todo respeto no encuentro la evolución. Tan es así que la naturaleza no les da la posibilidad de tener familia. Esto es algo de la naturaleza humana, que hasta hoy no ha sido posible cambiar. No se trata de un pleito entre el cardenal Sandoval y el regente Ebrard, ni es un tema de padrecitos o curitas, que quieren seguir viviendo en la época pasada”

Tiene razón en que concebir un ser humano es una cuestión de la naturaleza que implica la participación de un óvulo (femenino) y un espermatozoide (masculino) o muchos, más bien, aunque al final sólo gane uno; totalmente de acuerdo en que una pareja de un mismo sexo no puede concebir un hijo que sea enteramente de ambos, pero es precisamente por eso es que están solicitando tener la capacidad jurídica de adoptar hijos, además ¿que una persona no pueda concebir hijos lo hace incapacitada? para concebir y engendrar hijos si, pero ¿para ser padre también?

Evolución, si no fuéramos un animal social aplicaría el término evolución en su sentido más estricto: Teoría biológica que admite la transformación progresiva de las especies, pero resulta que el ser humano va más allá de su ser biológico, sino, ¿cómo sería posible la existencia de la computadora en la que estoy escribiendo? Pues bien, el término alcanza también la transformación progresiva en las ideas y según yo entendí el discurso de Marcelo (que conste, no soy perredista) había referencia a la evolución de la ideas, no del ser biológico, digo, creo que debemos tener criterio cuando vamos a aventurarnos a interpretar las palabra de otra persona ¿no?

“Es como cuando en las ciudades se construye sobre los lechos de los ríos y luego viene una buena lluvia, como acaba de suceder en Monterrey con el huracán Alex o en Parral hace dos años, y se lleva todo lo que encuentra a su paso. Pensamos que éramos invencibles que podíamos construir en los lechos de los ríos y llegó la naturaleza y nos puso en nuestro lugar. No se puede ir en contra de la naturaleza”

De acuerdo en que la naturaleza se abre camino y cobra factura, pero creo que nuevamente mezclamos peras con manzanas, la comunidad gay no quiere tener hijos biológicos (al menos no de ambos, porque hay pareja que quieren tener la posibilidad de adoptar al hijo biológico de su pareja, pero ellos están pidiendo que jurídicamente se les otorgue la posibilidad de adoptar hijos. Ahora yo le digo al señor Luján Peña, que en todo caso esto también aplica a las parejas heterosexuales que quieren tener hijos y no pueden y entonces se aventuran al procedimiento de adopción ¿la naturaleza les va a cobrar el que quieran tener hijos y como no lo pueden hacer entonces optan por la adopción?

“El destapado para el 2012 (Dios nos libre) defiende “su avance” y dice que este cambio llegó para quedarse y que no habrá cambio ¿Quién le entiende?, si cree en lo cambios, tiene que creer que podemos volver a cambiar. Luego, luego se le notó lo autoritario, igual que el otro que quiso llegar en el 2006 y que por poco nos da el susto para convertirnos en otro Hugo Chávez de Venezuela”

Eso es lo que escribió, no me reclamen, yo no tengo la culpa de que el señor Luján no sepa usar bien las figuras retóricas, pero esa es otra historia; a lo que voy es que en primer lugar no meta a Dios en los errores propios de los hombres, ese es el problema de la gente que se fanatiza con la religión que todo es “si Dios quiere”, “si Dios me presta vida”, “si Dios no dispone otra cosa” ¡ja! A justificarse con otros y como Dios no tiene réplica, pues ¿quién discute esas expresiones?

En segundo lugar, ciertamente aquí sí ni como ayudar a Marcelo, quizá pudo decir que no hay vuelta atrás para decir que la decisión de la Suprema Corte, no se revertirá, sino que en todo caso, lo que sigue es ir para adelante, pero bueno, también creo que hay que tener criterio y saber leer que el mensaje de Marcelo era para aquellos que querían apelar la decisión.

“Pero vayamos  al fondo del asunto. El niño que puede ser adoptado por estas parejas, según la decisión de la suprema corte, a petición de Ebrard, no tiene manera de defenderse, de usar su libertad para escoger, porque todavía no tiene el uso del raciocinio desarrollado, es por ello que todas las leyes se han ido perfeccionando par proteger al menor”

Bueno, hay cosas que son irreductibles, los adultos estamos para proteger a los pequeños, pero resulta que a veces eso no ocurre y que no se le olvide al señor cuáles son las razones por las que hay niños huérfanos y más frecuentemente abandonados, me gustaría tener a la mano los número para determinar cuántos de esos niños son huérfanos por que los PADRES BIOLÓGICOS cometieron errores; ser homosexual o heterosexual no implica cometer más o menos errores y espero que no esté sugiriendo que ser homosexual es un error y por eso una persona homosexual está condenada a cometer puros errores y sólo los padres biológicos pueden ser buenos padres o sea, con esa declaración se llevaría de corbata a las parejas heterosexuales que quieren adoptar… 

“Conozco muchos matrimonios (hombre y mujer) y estoy seguro de que todos tenemos algunos amigos en estas circunstancias, que no han podido tener hijos y han buscado adoptar un  niño, sin embargo los trámites y todo lo que se tiene que comprobar y hacer para lograrlo, a veces les lleva meses sino es que años en lograrlo, y en algunos casos, terminan desistiendo de su intención. Ahora, de acuerdo con esta resolución de la Corte, tendrán que competir con las parejas de gays, quienes apoyados por Ebrard, al menos en el Distrito Federal, van a hacer que los matrimonios se vayan a la cola de espera en la adopción de un hijo, ya que le darán preferencia a las parejas gay”.

Primero, claro que hay que competir contra otras parejas por un hijo, porque se trata de un ser humano al que hay que poner en cuidado de personas que no tienen parentesco con él, pero entonces ¿qué es lo que quiere? o mejor dicho ¿a qué le teme? ¿a qué las parejas homosexuales resulten mejores padres para un niño? Digo, no lo sabemos porque, como dijo mi profe Miguel Flores, se trata de un modelo no ensayado y por lo tanto es difícil aventurarse a decir si funcionará o no, pero mientras no se pruebe, no se sabrá su funciona o no…ahora sí, yo propongo una analogía: es como cuando te preguntan ¿te gusta el huitlacotxe? Y respondes “NO, guacala” y luego te vuelven a preguntar ¿ya lo probaste? Y respondes: “NO, pero no me gusta”…ABSURDO ¿No?

Ahora bien, creo que en todo caso se tiene la posibilidad de mejorar y hacer más estricta la adopción y si desisten, pues que lo hagan, homosexuales o heterosexuales, así tendrán hijos quienes verdaderamente los quieran y los amen. Punto.

“El libro ‘El Principito’, dice que para que las leyes se respeten deben ser justas, correctas, de otra manera se corre el riesgo de que no ser obedecidas y en este país nos hemos ido llenando de leyes imposibles de atender”.

¿Imposible de atender? ¿Por qué es imposible entender, atender, comprender y asimilar que una persona que no tiene los mismos gustos sexuales que yo, tenga el deseo y la necesidad de ser padre?

“No estoy de acuerdo en la adopción de niños por parejas gay”

Creo que si por ahí  hubiera empezado, no hubiera yo tenido mayor problema con sus argumentos; siempre me he preguntado ¿Por qué tratan de usar argumentos para algo que se acepta o se rechaza, casi casi de facto, como si se tratara de un impulso? yo respetaría más a una persona que diga sin tapujos: “Pues yo no estoy de acuerdo porque mis creencias y mis principios no van en esa tónica”, que a mi juicio el rechazo hacia los homosexuales se fundamenta un prejuicio religioso; no obstante, estoy de acuerdo en que una persona, por sus creencias religiosas no acepte cierta forma de vida, pero no estoy de acuerdo en que todos los demás tengamos que apegarnos a sus creencias y que además de eso, lo extiendan hacia otros terrenos.

*.*

Yo sí estoy de acuerdo, siempre y cuando, la autoridad competente demuestre que la pareja a adoptar (homosexual o heterosexual) es apta para criar a un hijo que no es propio, lo cual siempre ha de resultar más duro todavía, pero bueno, ya sólo el tiempo dirá si nos hemos equivocado o no; creo que vale la pena intentar crear una sociedad más equitativa y con una verdadera evolución de las ideas y los principios, eso es evolución, al menos evolución social y eso es lo que nos distingue de los demás miembros del reino animal.

De: No a la adopción de niños por parejas gay. Guillermo Luján Peña. Pág. 16B, Editorial

Anuncios

One Comment

  1. Bueno, respeto ambos puntos de vista. Éste señor, que como se autonombra es un retrógada, también tiene el derecho de expresar su idea, que aunque retrógrada, es respetable. Pocas son las cosas que me agradan, tal vez, sólo el tomar postura abiertamente y con sus argumentos.

    Así mismo, estoy más a favor de lo que tú dices Furia. Es verdad, lo que más importa en éste tema es la regulación de los derechos tanto de las parejas, como de los niños en cuestión. Pasa como con el tema del aborto tan desagradable para todos, a nadie en su sano juicio le gustaría tomar ésta desición, pero las circunstancias, justificadas o no, hacen que se tomen. Lo importante era regular ésto, para así tener por lo menos, un control. De igual manera, tanto matrimonios gay o incluso adopciones por parte de parejas gay, se seguirán dando. Lo importante, creo yo, es el derecho y obligaciones que éstas acciones conllevan.

    Saludos.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s