Homeóstasis

Cuando me dijiste “no te preocupes, sé que no eres buena para dar consejos de amor” pensé: “ouch”, pero luego lo reflexioné, mucho rato anduve rumiando esas palabras y aunque no es para justificarme creo que eso obedece a una simple razón: siempre he tomado las decisiones equivocadas con respecto a esas cuestiones.

¿Sabes? Suelo equivocarme mucho con las personas, quienes creo que me van a defraudar, terminan siempre sorprendiéndome y al revés, a quienes le doy mi confianza creyendo que valdrá de algo, nada, terminan provocándome la mayor de las decepciones, bueno, entiendo que la decepción me la creo yo misma porque en realidad nunca debería esperar nada de nadie…

Así es, soy más cínica que creyente, por eso te dije que en verdad esperaba que fuera la segunda opción, si el amor lograba triunfar por encima de las dudas y los errores, entonces, sí que tendría una razón para ceder ante mi cinismo, entonces alguien me demostraría (sin quererlo, claro está) que el amor de verdad puede vencer.

De cualquier forma una cosa tengo claro: que no es el amor el que resulta victorioso, el amor más bien es el que nos nutre para soportar la pruebas; es como el alimento para el deportista, bien es cierto que la dieta no es la que gana la carrera de 100 metros planos sino el deportista bien alimentado y entrenado, eso hace el amor, te alimenta y entrena para ganar.

¿Hay que dejar ganar al amor? Eso creo ¿Las diferencias, los errores y dolor son insuperables? Me gustaría pensar que no, pero lo cierto es que no lo sé, de todos los seres humanos en el mundo creo que soy el que menos esperanza podría ayudarte a tener y tampoco es que yo sea muy realista, al contrario soy completamente subjetiva (en realidad todos los somos, por eso somos sujetos) y mi sesgo tiene que ver con mis fracasos, de todas mis batallas en el amor, han sido 3 derrotas de 3…¿qué puedo esperar entonces del futuro? Yo nada, pero tú sí, tú tienes de tu lado al tiempo, sí al tiempo, al amor que en el caso de ambos (de ti y de ella) es verdadero, fuerte e inspirador y la paciencia, creo que eres lo suficientemente paciente como para esperar a que las aguas se calmen y la tierra se asiente en el fondo, donde debe estar, para que en poco tiempo, puedas ver nadar a las pececillos y otras criaturitas que andan por ahí.

Creo que algo parecido me tocó estudiar en mi clase de teoría de la información, jajajajaja, déjame en paz, ésta es mi carta y yo pongo los ejemplo que mejor conozco, de esto sí que puedo hablar: todo mensaje tiene un cierto ruido y una cierta retroalimentación que provoca confusión, se llama entropía, hay que dejarla fuera la de ecuación para obtener la esencia del mensaje, que en realidad es algo muy corto y muy concreto, pero es lo que verdaderamente es, aunque parezca redundante y reborujado, entonces si le quitamos la entropía, lo que tienes es AMOR, esa palabra tan extraña como pequeña, todo lo demás todo lo que rodea a la relación es entropía, hay que dejarlo de lado y entonces esperar a que el mensaje sea entregado.

¿Recuerdas qué sucede cuando un sistema entra en crisis? Se le llama homeóstasis, es el momento en el que sistema entra en estabilidad nuevamente, pero para eso debes dejar que la crisis se presente, creo que eso ocurrió hace un par de días, ahora sólo debes esperar, esa es la clave, esperar con paciencia a que el tiempo enfríe las cosas y se pueda pensar con mayor serenidad y claridad. Tiempo, el amor necesita tiempo.

Anuncios

2 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s