Una reflexión para un día frío y nublado.

-¿Te voy a preguntar algo? ¿De verdad te consideras normal? ¿Crees que eres una persona normal. -No respondí, me quedé sin palabras porque ella me estaba dedicando una mirada dura, a pesar que estaba conduciendo, ha sido sin duda la pregunta más ruda, difícil y clarificadora de mi vida.

-No lo sé- respondí aturtida.

-Es que yo veo cómo sufres y te esfuerzas cada día por ser una persona normal y veo tambié que fracazas en cada intento porque, te tengo una noticia ¡No eres normal! quizá quieras seguir intentándol, eso lo decides tú, pero eso no te hará feliz.

Y esa es un cuestionamiento que sigo reflexionando, ahora, aceptando que por fortuna, no soy normal y los normales no me consideran una de los suyos…eso es, en verdad renconfortante, porque cada vez que alguien “normal” me rechaza, siento que voy por buen camino.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s